Bienvenidos. Diario Estelar: Estimados viajeros, tras largas noches de hibernación habéis llegado a vuestro destino. Ya estáis en casa.

jueves, 12 de mayo de 2016

Armada de Ernest Cline, sin alzar el vuelo


El pasado 1 de abril estaba marcado en rojo en mi calendario, de la mano de Ediciones B llegaba a España la esperada nueva obra de Ernest Cline, autor de la magnífica Ready Player One, así que en cuanto tuve oportunidad, me compré un ejemplar y empecé a leerlo.



Armada, nos cuenta la historia de como Zack Lightman, un irascible estudiante a punto de graduarse, descubre que "Armada" el videojuego al que dedica demasiadas horas al día no es solo fantasía, y él como uno de los mejores jugadores del mundo, deberá alistarse a la Alianza de Defensa Terrestre para enfrentarse a un inminente ataque de una raza alienígena tecnológicamente superior.


Quizás mi primer error fue releer Ready Player One recientemente, la que para mi es una pequeña joya. En ésta obra, con una narrativa sencilla y un estilo directo, sin florituras ni alardes literarios, el autor sabía llegar al lector, nos sumergía en un mundo distinto y fascinaste, creaba un universo a su medida, a nuestra medida. Con él, supo llegar a esos frikis que nacieron en las décadas de los 70 y los 80, en un alarde de originalidad introducía en un futuro distrópico toda la cultura gamer, las grandes películas de nuestra infancia, ésa música de nuestra juventud... Era una historia distinta, fascinante y adictiva desde la primera página, y por eso de un autor que me había conquistado con su ópera prima esperaba con ansias su siguiente novela.


En Armada, como el propio Ernest ya referencia en el mismo libro, bebe de distintas fuentes, películas como Starfighter, la aventura comienza o Águilas de Acero y de libros como el Juego de Ender o el mismo Ready Player One, pero el autor que coge esas ideas prestadas, es incapaz de llevarlas a su terreno para hacerlas propias y acaba convirtiendo la obra en un batiburrillo de historias ya contadas.


En esta ocasión, se hace más patente la falta de técnica literaria de Ernest Cline, que narra la historia de manera llana, con excesiva sencillez, diálogos forzados, faltos de ingenio, escenas sin sentido y referencias frikis fuera de lugar. El argumento no aporta nada nuevo a una historia que todos tenemos vista, resulta predecible y con unos personajes planos y sin carisma, no es capaz de llegar al lector ni en sus momentos más épicos.


Quizás había demasiadas expectativas con Armada, lo que hace que la decepción sea aún mayor, en ningún momento es capaz de escapar de la sombra de Ready Player One. Pese a ello, la lectura es rápida y está llena de acción, pero a pesar de todas las naves, el libro en ningún momento consigue levantar el vuelo.


Fran
Valoración: 6 / 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada