Bienvenidos. Diario Estelar: Estimados viajeros, tras largas noches de hibernación habéis llegado a vuestro destino. Ya estáis en casa.

jueves, 17 de marzo de 2016

Ready Player One. Vuelta a nuestra infancia.





De vez en cuando cae en tus manos un libro atípico, de los más frikis que hemos leído, un libro que consigue llegar a tu yo interno, de esos que mientras lo devoras te trae a la mente recuerdos de tu infancia. Eso es exactamente lo que nos pasó con Ready Player One del escritor Ernest Cline. 

Los que vivimos la época de los 80,  crecimos con sus películas (los Goonies, Willow, la história interminable, ...), con su música (y aquí podría citar un largo etcétera) y con el auge de los videojuegos. Ready Player One bebe de todos ellos, los junta en una cocktelera y nos da una historia fresca con mucho sabor a nostalgia. 


La novela se centra en el año 2044 donde el ser humano se ha ido cargando el planeta (crisis económicas, falta de combustibles fósiles, cambios climáticos , ...) y sobrevive como puede. Para huir de esa realidad, las personas buscan una vía de escape en el videojuego de realidad virtual llamado OASIS donde la gente puede ser quien quiera e interactuar con otros jugadores. La gran popularidad de OASIS se debe a que se trata de un juego gratuito, cualquiera puede conectarse a él e incluso puede cursar sus estudios y trabajos desde esta plataforma.

Ernest Cline con su Delorean en la ruta de presentación del libro
El protagonista de la novela es un chico de 18 años  llamado Wade Owen Watts que vive con su tía y cuyo Nick en OASIS es Parzival. Toda su vida se basa en el juego donde pasa la mayor parte del tiempo, y está bastante obsesionado con la cultura que lo rodea.

Todo cambia cuando el creador del videojuego, James Halliday, muere, revelando al mundo que ha dejado escondido un huevo de pascua dentro de OASIS y que quien lo encuentre heredará toda su fortuna. 

Para quien no lo sepa, un huevo de pascua o easter egg es un secreto escondido dentro de un videojuego de forma intencionada por parte del programador, suelen ser referencias a otros videojuegos, películas, música...

Así es como Wade empieza una carrera trepidante para lograr encontrarlo el primero, compitiendo con millones de jugadores,  creando alianzas con otros e incluso luchando contra mega corporaciones, como IOI. 

Halliday además era un enamorado de la época de los 80 por lo que las referencias son constantes, de hecho hay páginas con listados sobre ellas. No citaremos ninguna aquí por aquello de no estropearos las sorpresas. Pero os avisamos que os arrancará alguna de esas sonrisas, porque os va a traer muchos recuerdos.

Podríamos explicaros más cosas pero creednos, lo mejor es que os lo leáis. Ya os avisamos, puede que la narrativa utilizada no sea la mejor, no destaca por ello, de hecho no es el mejor libro que hemos leído en cuanto a estilo, pero probablemente sí que sea el mejor en cuanto a temática “friki”.



Olivia Cooke
Tye Sheridan
La historia es tan entretenida que Warnes Bross se interesó por la novela y compró sus derechos para hacer la adaptación cinematográfica de la película y la dirigirá nada más y nada menos que el gran Steven Spielberg. Ya hay reparto para Wade Owen Watts que lo interpretará Tye Sheridan (que lo veremos en breve como Cíclope en X_Men: Apocalipsis) y el de Art3mis será Olivia Cooke (Bates Motel, Yo él y Raquel).

El mes que viene sale a la venta en castellano su nuevo libro “Armada”, creednos cuando os decimos que tenemos la fecha marcada en rojo para correr a las librerías a hacernos con uno y dejaros nuestras impresiones aquí.


 Nuestra valoración 8.5 / 10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada