Bienvenidos. Diario Estelar: Estimados viajeros, tras largas noches de hibernación habéis llegado a vuestro destino. Ya estáis en casa.

viernes, 18 de marzo de 2016

Escape Room: El Templo Perdido



Habíamos leído muy buenas críticas de las salas de Escape Barcelona. Que estaban muy bien ambientados, que las pruebas estaban bastante bien y los enigmas tenían cierta dificultad. Así que nos acercamos a hacer la sala de El templo perdido, la segunda que abrieron.

Comentar que encontrar el sitio del escape es ya de por sí una prueba, tuvimos que llamarles por teléfono porque es un poco laberíntico y encontrar aparcamiento en uno de los barrios con más semáforos que hemos visto fue una autentica odisea.
Superado ese escollo inicial, llegamos al lugar y nos explicaron las habituales normas, con vídeo incluido.

El juego consiste en entrar registrar el campamento, entrar en el templo, recuperar el elixir de la vida eterna y conseguir escapar antes de 60' o la tribu caníbal de los hicus hará caldo con nosotros. Podría ser perfectamente una peli de Indiana Jones, así que cogemos nuestras cosas y entramos.

Como siempre, no os vamos a desvelar nada del juego, si quereis saber a qué os vais a enfrentar tendreis que ir vosotros mismos. Sí que os diremos que antes del acceso a la sala os dejan un Ipad, y es mediante este como se comunicarán con vosotros y donde podreis consultar el tiempo que os queda. Lo vimos realmente útil, no tener que hacer movimientos a la cámara ni tener que estar atentos a un audio que a veces cuesta entender.

No se trata de un escape sencillo (nosotros hemos llegado a la conclusión que cuando vamos a uno por la mañana nos cuesta más). Las pistas y pruebas están bastante bien enlazadas y hay que decir que aunque tiene bastantes candados, también hay combinaciones matemáticas y mecanismos bastante interesantes que os harán sentir grandes aventureros!.

Conseguimos salir, pero porque los caníbales parece que encontraron algo de caravana y nos dieron 4 minutos extras de los que usamos 2. Nos atascamos bastante con el final, los nervios y la tensión nos hicieron mella. Pese a todo salimos con muy buen sabor de boca. Nos hicimos la foto de rigor con algo de atrezzo que siempre se agradece.

En definitiva, un escape recomendable con muy buena ambientación. Volveremos sin duda a la otra sala que tienen 'la maldición del faraón', que nos han comentado que la han modificado para huir de los tan comunes candados.

Podéis consultar su posición en nuestro ranking.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada