Bienvenidos. Diario Estelar: Estimados viajeros, tras largas noches de hibernación habéis llegado a vuestro destino. Ya estáis en casa.

jueves, 3 de noviembre de 2016

Glitch, los sentimientos de los muertos.


Glitch, es una de las más recientes incorporaciones en el catálogo de Netflix, una la serie Austrialiana de la cadena ABC. La primera temporada está formada por 6 capítulos y fue estrenada en julio de 2015, no tardó en ser renovada a una segunda temporada que se está rodando.


La serie nos lleva hasta Yoorana, un pequeño y apacible pueblo australiano. Una noche, el agente de la policía local recibe el aviso de un altercado en el cementerio local, al desplazarse hasta allí descubre algunas tumbas profanados y varias personas desnudas y cubiertas de tierra paseándose por el cementerio. No tardará en darse cuenta que esas personas eran los antiguos inquilinos de las tumbas profanadas.

Con la ayuda de la doctora Elishia McKeller, el policía ayudará a estos renacidos a recuperar sus recuerdos y su identidad, mientras, intentará descubrir cómo y porque éstas personas han regresado de entre los muertos.

Pese a que la temática no es nada nuevo, no hace tanto del estreno de la francesa "Les Revenants", su remake americano "The Returned", y la también yanki "Resurrection", debo admitir que la serie supo conquistarme, dando una mayor importancia a los personajes que a los hechos, vemos como estos "zombis" luchan por entender su nueva situación y  recuperar su antigua identidad, sin tardar en darse cuenta independientemente de si llevan muertos dos o cien años, es casi imposible en casi todos los casos.

Hay que destacar el magnífico trabajo del casting, porque aunque el reparto de la serie está formada por actores desconocidos, es indiscutible la calidad de las actuaciones y el gran trabajo que realizan (No son pocas las nominaciones de sus actores a los Logie Award australianos). De la misma manera, tanto la dirección como la fotografía, pese a ser sencilla, sin florituras ni excesos, cumplen admirablemente su labor sabiendo mantener al espectador dentro de la historia en todo momento.

Uno de las grandes virtudes de la serie es que consta de solo seis capítulos que se ven con facilidad, pero aunque en los primeros las preguntas que van surgiendo dan ese aire de suspense y los actores saben mantener ese toque dramático, pasado el ecuador de la temporada, ésta pierde un poco de fuerza y va decayendo hasta un final de temporada algo flojo, que como ya suele ser habitual, acaba arrojando más preguntas que respuestas. Le daremos una oportunidad a la segunda temporada.

Valoración: 6.5 / 10


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada