Bienvenidos. Diario Estelar: Estimados viajeros, tras largas noches de hibernación habéis llegado a vuestro destino. Ya estáis en casa.

jueves, 25 de febrero de 2016

Escape Room. The X-Door Lleida



Llegamos a nuestra aventura con el tiempo justo, pero nos reciben con puntualidad, cordialidad y una sonrisa en los labios. 

Nuestro dicharachero anfitrión nos cuenta que tras participar en The X-Door en Zaragoza, se quedó tan enganchado a la experiencia que no se pudo resistir y montó su propia scaperoom en Lleida, la primera de la ciudad.


Nuestro equipo esta formado por seis miembros, dos consumados escapistas, dos noveles y dos que realizan su segunda aventura.

Quedamos encerrados en la habitación, y empieza la cuenta atrás, tenemos una hora.  Todo va saliendo con fluidez, todos los miembros del equipo vamos colaborando y realizamos distintas labores. Resolvemos los rompecabezas con rapidez y vamos encajando las piezas del juego. No es hasta el casi el final de nuestra pequeña odisea en la que nos quedamos momentáneamente atascados y nuestro anfitrión, en un exceso de diligencia, no tarda en darnos una pista no solicitada con la que no tardamos en concluir la aventura. A pesar de ello, salimos con casi 15 minutos de margen.

El hecho de realizarla con seis miembros juega en nuestra contra, el exceso de participantes provoca que haya momentos en los uno u otro no tenga nada que hacer, o sencillamente se resuelvan enigmas sin que nos demos cuenta. Recomendamos un máximo de 4 participantes.

La scaperoom esta bien montada y organizada, pero tiene unos importantes puntos negativos, el primero es la falta de historia, sencillamente entramos y salimos, el no tener el aliciente de la motivación, le resta emoción. El segundo y también importante es el abuso de los candados de combinación numérica, durante el juego el obtener combinaciones e ir probando es una constante. 

Dificultad: Media
Valoración: 5 / 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada